Páginas

martes, 20 de julio de 2010

Cosmetología

En el siguiente artículo, Carmen Servent hace un repaso a los principales ingredientes activos que se utilizan en la industria cosmética actual, mostrándonos las propiedades de cada uno de ellos. Conocimientos que permiten, sin duda, mejorar el trabajo en cabina de la esteticista. En esta primera parte, se centrará en explicar los principios activos cosméticos de naturaleza proteica.


Debido a la diversidad de las modificaciones en la estructura cutánea a todos los niveles, los productos para mejorar o ralentizar el deterioro de la piel son de naturaleza muy variada:

• Agentes de descamación: capaces de eliminar el exceso de corneocitos acumulados.
• Estimulantes celulares: actúan sobre los fibroblastos y sobre su capacidad de síntesis.
• Reafirmantes: capaces de mejorar las propiedades mecánicas de la piel.
• Tensores: consiguen hacer desaparecer momentáneamente las arrugas.
• Productos antiedad de tipo estrogénico que se fijan a los receptores epidérmicos.
• Antirradicales y antisolares: protegen la piel frente a las radiaciones.

Principios activos cosméticos de naturaleza proteica

Se refieren principalmente a productos llamados biológicos, que antiguamente eran de origen bovino, y actualmente son de origen vegetal o marino. Se incluyen en la categoría de estimulantes celulares y de tensores.


Aminoácidos
Son los elementos nutritivos de la célula. Juegan un papel importante en la capacidad de tampón y en el pH de la piel. Intervienen también en el equilibrio bioquímico y enzimático de la piel. Se encuentran fundamentalmente como hidrolizados de proteínas compuestos de aminoácidos y péptidos.

Proteínas
Durante mucho tiempo se ha utilizado como producto tensor la seroalbúmina bovina (SAP), procedente del suero de vaca del que se obtiene por secado una película elástica que borra momentáneamente las arrugas superficiales.

Los productos que contiene ofrecen una eficacia muy temporal. Por otra parte, en los últimos años se han ido abandonando progresivamente todas las sustancias procedentes de bovinos y de ovinos y se han ido sustituyendo por sueros tensores y reafirmantes a base de proteínas vegetales. Se trata, con frecuencia, de proteínas de trigo o de cereales diversos y, en ocasiones, de leguminosas.

Enzimas
Se utilizan principalmente para acelerar la descamación mediante un peeling suave. En este sentido, rivalizan con los AHA. Actúan directamente sobre los corneosomas haciendo más frágil su estructura proteica. Las proteasas se obtienen por biotecnología o bien son de origen vegetal, como la papaína o la bromelina. Los progresos conseguidos en este campo han permitido separar las enzimas de la fase acuosa. Así, pueden incluirse en sistemas particulares que los protegen hasta su utilización.

Complejos
Son mezclas más o menos definidas. Los complejos están formados por hidrolizados de proteínas asociados a extractos biológicos y a sustancias diversas, como vitaminas, antiinflamatorios, cicatrizantes, etc.

Los principales activos que se encuentran actualmente en el mercado son los siguientes:

Colágeno
El colágeno es una macromolécula proteica formada por tres cadenas de aminoácidos, dispuestas en una triple hélice. Existen 19 tipos diferentes de colágeno. El colágeno de tipo I es el más habitual. Se encuentra en la piel de forma más o menos reticulada. El colágeno de tipo II se encuentra sobre todo en el cartílago, pero también se presenta en la córnea embrionaria. El colágeno de tipo III se encuentra en la piel fetal y en las pieles jóvenes. Así, en cada tipo de tejido encontramos un tipo de colágeno diferente.

Síntesis del colágeno

El colágeno se sintetiza en dos fases:
• Una fase intrafibroblástica, en la que se forman las cadenas proteicas que se asocian entre sí. Se obtiene entonces el tropocolágeno.
• Una fase extrafibroblástica, en la que las moléculas de tropocolágeno salen del fibroblasto y se asocian entre sí para formar las fibras de colágeno:

Variedades comerciales del colágeno
El colágeno que se utiliza actualmente en Europa se extrae de la piel del lenguado. El colágeno de origen americano es todavía de origen bovino. En farmacia y en cosmética se pueden encontrar varios tipos de colágeno.

Colágeno de tipo I

El colágeno nativo o tropocolágeno integral se caracteriza porque la molécula de tropocolágeno en este caso está constituida por dos cadenas alfa 1 idénticas y una segunda cadena que se denomina alfa 2, que presenta una secuencia de aminoácidos distinta.

Éste es un colágeno fabricado fundamentalmente por los fibroblastos. Predomina en el hueso, en los cartílagos y en la dermis, así que la mayor parte de colágeno de la dermis pertenece a este tipo de colágeno. Son las fibras más gruesas de todas.


Es un colágeno líquido y se incorpora directamente en las emulsiones. El colágeno nativo tiene fundamentalmente una acción superficial y actúa como filmógeno hidrófilo en la hidratación cutánea.

Se emplea cada vez menos, después de una destacable actuación de más de 20 años.

Colágeno de tipo II
Aparece en el cartílago y en otras estructuras como, por ejemplo, el líquido que rellena el globo ocular, llamado humor vítreo. Son fibras, por el contrario, muy finas, que no se ven o se ven con dificultad en el microscopio óptico, pero sí se ven con el microcopio electrónico.

No presentan el bandeado característico que contienen las fibrillas del tipo I y están constituidas por tres cadenas denominadas alfa 1 (II). Son tres cadenas iguales, entrelazadas, donde lo característico es que hay más hidroxilisina y lisina que en el colágeno ordinario de tipo I.

>>> El colágeno que se utiliza actualmente en Europa se extrae de la piel del lenguado. El colágeno de origen americano es todavía de origen bovino. En farmacia y en cosmética se pueden encontrar varios tipos de colágeno.

Colágeno de tipo III
Corresponde a lo que clásicamente se denominaba “fibrillas de reticulina”. Es un colágeno que aparece con mucha frecuencia vinculado al músculo liso y está fundamentalmente presente en las vísceras, aunque también se encuentra en mayores cantidades en la dermis, sobre todo alrededor de los nervios y de los vasos sanguíneos.

Desde el punto de vista de la composición de los polipéptidos, tiene tres cadenas denominadas alfa 1 (III). Así, presenta tres cadenas iguales, con una disposición de aminoácidos propia, donde predomina la hidroxiprolina y donde, además, aparece un aminoácido que no es muy común en otros colágenos, que es la cistina.

Colágeno de tipos IV y V

Aparecen específicamente localizados en las membranas basales, es decir, en las estructuras que separan generalmente los epitelios de los tejidos conjuntivos. El colágeno IV es muy frecuente en todas las membranas basales. El colágeno V se encuentra específicamente en la membrana basal de la placenta (órgano transitorio).

Hidrolizados de colágeno
Según el grado de hidrólisis, se obtiene una solución de aminoácidos o una mezcla de aminoácidos y péptidos. Estos hidrolizados se han despreciado durante mucho tiempo por ser considerados colágeno degradado. Actualmente, son muy utilizados, ya que los aminoácidos atraviesan con bastante facilidad la barrera cutánea y pueden alcanzar la dermis, donde sirven de nutriente celular.

Tienen, además, un cierto poder hidratante, por ser componentes del NMF (Factor Hidratante Natural) y por su capacidad de atravesar la membrana de los queratinocitos.

Elastina
Es una proteína helicoidal sintetizada por los fibroblastos al mismo tiempo que el colágeno y según el mismo proceso.

Esquema de una porción de una fibra de elastina. Las moléculas de elastina están unidas entre sí mediante enlaces entre las regiones ricas en el aminoácido lisina.


Es una proteína abundante en muchas matrices extracelulares y aparece como un componente de las denominadas fibras elásticas, las cuales son agregados insolubles de proteínas. Al contrario que las fibras de colágeno, las fibras elásticas tienen la capacidad de estirarse, como respuesta a las tensiones mecánicas, y de contraerse, para recuperar su longitud inicial en reposo. La elasticidad de nuestros tejidos depende de las fibras elásticas. Se encuentran sobre todo en la dermis, en las paredes de las arterias, en el cartílago elástico y en el tejido conectivo de los pulmones. Además de la elastina, que representa el 90%, las fibras elásticas, están formadas por las denominadas microfibrillas de fibrilina y por otras glucoproteínas y proteoglucanos en menor proporción. Otras funciones de las fibras elásticas son: aportar sostén a los tejidos y regular la actividad de los factores de crecimiento.

La elastina posee una larga cadena de aminoácidos en la que hay numerosas secuencias con aminoácidos hidrófobos, separadas por otras secuencias que contienen parejas de glicinas y otros aminoácidos pequeños, como la lisina. Esta composición de aminoácidos es la que le confiere las propiedades elásticas, puesto que los aminoácidos hidrófobos permiten la disposición en estructuras arrolladas y la lisina, la formación de hélices, que son los puntos donde se enlanzan dos moléculas de elastina colindantes. La elastina parece ser propia de los vertebrados, puesto que no se ha encontrado en invertebrados.

Obtención en cosmética
Se obtiene a partir de las aortas o de los ligamentos de bovinos después de la eliminación de la grasa. Es insoluble en su estado integral (el colágeno es en parte soluble). Se solubiliza por hidrólisis. En los productos cosméticos sólo se utiliza la elastina hidrolizada. Si está poco degradada, tiene propiedades filmógenas e hidratantes. Si está muy degradada, sus aminoácidos tienen propiedades antiarrugas.


Esta información la encontre navegando en internet espero les sirva por que es muy importante conocer la piel, antes de comprar cualquier producto o aplicarselo chicos y chicas... XOXO

No hay comentarios:

Publicar un comentario